Entrevista: Dr. Edgardo Grob habla sobre contaminación ambiental en Osorno

* “Si bien es un problema invisible, provoca un daño importante en las personas”, manifiesta a El Diario Austral el médico broncopulmonar y director del Campo Clínico Osorno UACh, Dr. Edgardo Grob, en relación a la contaminación ambiental que afecta la salud y calidad de vida.

El Dr. Eduardo Grob, asegura que el aire contaminado afecta a los adultos y niños por igual.

Leer entrevista en El Diario Austral de Osorno

Edgardo Grob es médico broncopulmonar de profesión, además de ser director del Campo Clínico Osorno de la Facultad de Medicina de la Universidad Austral de Chile, y director de la Sociedad Chilena de Enfermedades Respiratorias.

También participa en las comisiones de contaminación de medio ambiente y de enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Para el especialista, el problema de la contaminación es una situación de grave que se repite a lo largo del país y el mundo, afectando la salud y calidad de vida de las personas.

La semana pasada se decretó en Osorno emergencia ambiental durante tres días consecutivos, situación que se repitió en 2017 durante el mismo periodo.

Grob se refiere a cómo la mala calidad del aire afecta a la población osornina en general: “En el fondo hay una simetría en cuanto al efecto de un aire contaminado en ambas poblaciones (adultos y niños). Evidentemente que cualquier elemento irritante que sea invisible, pero aspirable, provoca un proceso inflamatorio dentro del sistema respiratorio de estas personas, el cual provocará sintomatología, más aún cuando los pacientes o las personas padecen alguna enfermedad respiratoria de base ya sea asmáticos, alérgicos, portadores de bronquitis crónica o de cualquier otra patología.

-¿Y qué ocurre en el caso de los adultos mayores?

-En el segmento de los adultos mayores, los cardiópatas también se ven afectados porque obviamente que la calidad del aire no es óptima para permitir una dinámica cardíaca y una capacidad aeróbica adecuadas, por lo tanto, es un problema serio que hemos tocado muchas veces.

-¿Pudieran los niños presentar patologías cuando sean adultos, producto de la exposición actual?

-Evidentemente que cualquier proceso inflamatorio que no sea detectado puede provocar algunas modificaciones a futuro. Por ejemplo, si una persona que ni siquiera se exponga a la condición de tipo adversa ambiental, como un asmático que no se trate, a medida que envejece se irá provocando lo que se llama una remodelación de la vía aérea.

-¿De qué se trata esto específicamente…?

-Si el sistema respiratorio que está adaptado para cumplir una determinada función comienza a engrosarse, a inflamarse y a responder de forma poco adecuada a las terapias convencionales, hace que cada vez tengan que haber mayores investigaciones por parte de la industria farmacéutica y la sociedad científica, en búsqueda de fármacos que sean “más potentes” o de mayor alcance para cubrir este proceso de deterioro progresivo que se va produciendo en la vía respiratoria.

-¿En qué situaciones podemos ver las consecuencias del aire en el día a día?

-Por ejemplo, la cantidad de síntomas que presentan los deportistas que diariamente corren por las calles de la ciudad, tales como tos, mayor cansancio, picazón de ojos y otros daños. Entonces, si bien es un problema invisible, provoca un daño importante en las personas.

Medidas

-¿Cómo ve el trato que se le está dando a esta temática a nivel local?

-Hoy se han tomado medidas, hay que reconocerlo, se han tratado de buscar alternativas para mejorar las energías que se usan para calefacción, hay proyectos de los distintos gobiernos de turno y regionales que muestran que todos están preocupados del tema, porque en el fondo hay costos involucrados que no son menores (mayor cantidad de consultas médicas y fármacos) y lo que es más importante, el empeoramiento de la calidad de vida de las personas.

-Le parece que las medidas que ha implementado el Plan de Descontaminación Ambiental de Osorno (PDAO) son suficientes?

– Lo que pasa es que el término suficiente es bastante relativo, ahora si lo suficiente significa lo óptimo, yo diría que no. Porque la verdad que lo óptimo sería apuntar directamente a todos los elementos que pueden ser contaminantes, desde la quema de leña, los automóviles, la industria y todos los factores que puedan liberar un exceso de MP2,5 y 10 a nivel medio ambiental. Lo importante es que no se pierda la conciencia de que son situaciones que hay que mejorar y que es necesario hacer todo lo posible. Igualmente, las medidas que se toman, aunque sean pocas, se van sumando.

-¿Qué medidas hay que seguir impulsando?

-Restringir ciertos usos de calefactores, aunque a algunos no les guste, modificar el comportamiento vehicular, vigilar la industria y tratar la contaminación intradomiciliaria con buenas campañas educativas, en el sentido de que la gente sepa que no deben estar expuestos al lado del fogón, por la alta cantidad de tóxicos que respirarán.

-¿Le parece una buena alternativa el gas natural?

-Las mejores alternativas energéticas y más limpias son el gas natural y la electricidad, pero es caro y ahí está el problema, ese es un inconveniente y habría que buscar una fórmula, porque como país no somos productores de gas, tenemos que importarlo, aunque tenemos energía eléctrica. Sin embargo, esto requiere una toma de conciencia de todos, desde el gobierno para abajo. Además, es necesario un correcto diálogo entre la sociedad científica, la gente que está trabajando en el tema, más las autoridades de turno que tomen el problema como un aspecto importante.

Escrito por: Camila Núñez – El Diario Austral de Osorno
Fotografía: Diego Rosas – El Diario Austral de Osorno

Etiqueta(s): , , , , , , , ,
Publicado en: Entrevistas