CUR UACh celebró exitosa labor de rehabilitación comunitaria

* Con una ceremonia este centro cerró sus actividades clínicas 2018 y celebró el trabajo de 6 años dedicados a pacientes crónicos, quienes agradecen la atención gratuita, personalizada y de calidad que han recibido.

(Fotografías: gentileza Centro Universitario de Rehabilitación)

Con el objetivo de fomentar el vínculo con la comunidad y especialmente con sus usuarios y usuarias, el Centro Universitario de Rehabilitación (CUR) y la Escuela de Kinesiología de la Universidad Austral de Chile, realizaron una Ceremonia de Finalización de Actividades Clínicas.

La actividad se desarrolló la tarde del jueves 03 de enero en dependencias de la Escuela de Estimulación Temprana “Inka Poyen”, ocasión en que se resaltó el trabajo de 6 años de rehabilitación kinésica que ha recibido un grupo de 17 pacientes crónicos (hipertensión arterial, diabetes mellitus, dislipidemia, artrosis, entre otras patologías) de distintas edades, pero principalmente adultos mayores de la comunidad quienes, además de su avanzada edad, presentan comorbilidades asociadas, consumo de fármacos y disfunciones del movimiento.

Durante todos estos años, los y las pacientes se han intervenido por estudiantes de tercero, cuarto e internos de la carrera de Kinesiología y guiados por profesionales académicos y docentes clínicos de la misma. Su rehabilitación ha sido integral: charlas, talleres educativos, jornadas y colaboración de profesionales psicólogos. Además, se suma el tratamiento kinésico como tal, desarrollando un programa que trabaja fuerza, coordinación, balance, flexibilidad, resistencia, memoria y entrenamiento vestibular.

“Los resultados han sido extraordinarios, los usuarios han recuperado independencia, movimiento y funcionalidad quedando estos avances plasmados en los testimonios que se mostraron en la ceremonia. El CUR tiene nuevos desafíos para este 2019, esperamos que se integren más personas en las mismas condiciones ya que son atenciones totalmente gratuitas y abiertas a la comunidad”, destaca la kinesióloga y docente Andrea Gutiérrez.

Cabe destacar el acuerdo de colaboración que el centro tuvo durante todo 2018 con la Cruz Roja Chilena Filial Valdivia. Por ello, la ceremonia contó con la presencia de la presidenta Miriam Leal Rojas y la encargada de Bienestar Social, Ruth Carrasco Arriagada, quien entregó unas palabras de agradecimiento por la colaboración en talleres educativos, supervisados por la docente clínica Andrea Gutiérrez y realizados por internos de Kinesiología.

También en la ocasión, se reconoció el trabajo de los kinesiólogos docentes que han forjado la creación y crecimiento de este grupo de pacientes en el CUR. Uno de sus precursores es el Klgo. Manuel Monrroy Uarac, quien repasó los 6 años de historia

Valiosa ayuda

Jaime Moreno (80) tiene coxartrosis severa de cadera derecha y se encuentra en etapa postoperatoria de una de una artroplastía total de cadera izquierda.

Para él, el apoyo del CUR ha sido fundamental en su rehabilitación. “Llegué en enero de 2017 a raíz del descubrimiento de artrosis en ambas caderas, fui operado en junio de una cadera y me ayudaron mucho acá tanto en el postoperatorio preparando mis músculos como en el postoperatorio. Luego de la operación no podía caminar, pero con el valioso tratamiento de los kinesiólogos logré caminar con bastones y desde noviembre ya no tengo que apoyarme en aparatos ortopédicos”.

Al respecto, don Jaime cuenta como anécdota que “el médico cuando me dio de alta unos meses después de la operación, llegó a preguntarme qué cadera me había operado (ríe), porque quedé tan bien con la rehabilitación que no se me notaba nada”.

Actualmente está preparándose para la operación de su otra cadera en junio de este año, y confía plenamente en el trabajo del Centro Universitario de Rehabilitación UACh. “Conozco a todos los kinesiólogos y kinesiólogas, son excelentes profesionales y académicos, se involucran con los pacientes al igual que los estudiantes que hacen su internado, no es una atención fría, el CUR es un lugar que da mucha esperanza, la atención es personalizada y sin medicamentos, sólo ejercicio, lo que es muy valioso para uno como paciente. Además, la recuperación es ASOMBROSA, con letras mayúsculas”.

El CUR está ubicado en calle Rudloff 1650, en Valdivia. Su teléfono es 63 229 31 26 y dentro de unos días comenzará un horario especial de atención en verano (desde el lunes 28 de enero hasta el miércoles 27 de febrero), de lunes a viernes de 09:00 a 13:00 horas y tarde de 14.30 a 18.30 horas.

Etiqueta(s): , , , ,
Publicado en: Noticias FAME