Trasplante de Médula Osea: Realidad Valdiviana

 

El trasplante de progenitores hematopoyéticos (TPH), conocido como trasplante de médula ósea, es una terapia utilizada para restaurar la hematopoyesis (producción de sangre) que mejora las posibilidades de curación en varias enfermedades hematológicas refractarias a otros tratamientos, como leucemias y mieloma. Fue incorporado por Edward Downall Thomas el año 1957, siendo utilizado a nivel mundial a partir de esa fecha, evolucionando desde ser una alternativa de “último recurso” a una terapia de primera línea.

Consiste en eliminar la médula ósea dañada de un paciente y reemplazarla por precursores hematopoyéticos nuevos y sanos. Las células al ser trasplantadas, repueblan la médula ósea y reanudan la producción normal de glóbulos y plaquetas.

La actividad de TPH varía ampliamente a través de diferentes regiones del mundo. En el 2012 más del 90% de los TPH se realizaban en 3 regiones geográficas:  Norteamérica, Europa y Asia Pacífico. Los primeros TPH reportados en Latinoamérica fueron en la década de 1980 con un aumento de su actividad posterior. En Latinoamérica se observa que las diferencias entre los países se explican en un 90% por su PIB per capita, gastos en salud y densidad de médicos. Chile ha logrado el 2018 una tasa de 51 TPH /1.000.000 habit/año lo cual está por bajo lo esperado para sus variables socioeconómicas, inferior a Argentina y Uruguay.

En Chile actualmente existe un centro público y múltiples centros privados de TPH para adultos en la región metropolitana y desde abril del 2018 existe un centro público en regiones: Hospital de Valdivia. Nuestro centro cuenta con una sala de aislamiento gracias a recursos del gobierno regional (Proyecto FIC 18-83 dirigido por la Dra. Vivianne Torres), que recibió el nombre del Dr. Alvaro León, hematólogo que llega a Valdivia en 1969 para trabajar en la reciente nacida escuela de medicina de la Universidad Austral de Chile, capacitando a hematólogos en centros reconocidos.

Para poder mejorar el acceso al TPH en nuestro país es primordial que la población conozca esta necesidad y las autoridades generen planes de desarrollo más eficientes que permitan alcanzar los estándares esperados para nuestra realidad socioeconómica.

 

 

Publicado en: Columnistas