Escuela de Obstetricia y Puericultura y el Instituto de Salud Sexual y Reproductiva UACh, lamentan el fallecimiento de la ex académica, Matrona Adriana Olivo Mardones (Q.E.P.D.)

 

La Escuela de Obstetricia y Puericultura e Instituto de Salud Sexual y Reproductiva de la Universidad Austral de Chile, lamentan profundamente el reciente fallecimiento de la ex académica, Matrona Adriana Olivo Mardones (Q.E.P.D.).

Junto con enviar sus condolencias a familiares, amigos, amigas y cercanos, reconocen el valioso aporte de la Profesora Olivo, en la formación de matronas y matrones, siendo participe de la fundación de la Escuela de Obstetricia y Puericultura.

La profesora Adriana Olivo Mardones nació el 24 de junio de 1936, realizó sus estudios conducentes al título profesional, en la Universidad de Chile en la ciudad de Santiago.  Se incorpora a  la Universidad Austral de Chile el año 1970, como docente del Instituto Materno, que luego se convirtió en Instituto de Enfermería Materna y actualmente de Salud Sexual y Reproductiva.

Obtuvo el grado de magister en Educación en una época en que era muy difícil lograrlo, destacando en su desempeño docente y académico por su gran carisma, calidez y cercanía con las y los estudiantes. Fue visionaria y   pionera en la enseñanza de la sexualidad, capacitando a un gran número de profesores/as y estudiantes en esta área, aportando con gran compromiso y dedicación a la vinculación de la Universidad con el medio.   Además, contribuyó con un sentido humano y responsable a través de la docencia y la enseñanza clínica, en el logro de la Salud Materno Infantil y de la Regulación de fecundidad.

Le dedicamos unas palabras con cariño de quien fuera su estudiante y colega en la academia, Dra Myriam Márquez Manzano:

“Nuestra querida Nina, formadora excepcional de matronas y matrones, se fue de nuestras vidas pero no de nuestros recuerdos, acciones y esperanzas; destacaba por defender sus posiciones y su sensibilidad, te hacía creer en ti y te animaba a seguir.  

Maestra inolvidable, de la sonrisa dulce y la carcajada sonora que llenaba los espacios dándonos confianza y seguridad al hacer.

Tenía una mirada amplia y diversa que compartía con nosotras/os y nos hacía entender  los problemas de la salud de las  mujeres y sus familias desde alguna fórmula mágica en que mezclaba su alta competencia técnica, su sabiduría y su diálogo respetuoso y digno. Como estudiante admiraba a Nina y quería ser como ella y soy de las últimas que tuvo la bendición de tenerla como compañera de  trabajo.

Ninita querida, desde que te fuiste de nuestro Instituto, me quedé sin tus carcajadas y con un vacío que me duele, pero vuelvo a los momentos juntas, a las conversaciones en las que me enseñabas a ser matrona. Te extraño, me falta tu humor, me faltan tus abrazos, tu irreverencia y tu eterna resiliencia… Querida debo decirte Adiós – ya nos veremos y bailaremos – Bella Alma, Que tus Dioses tus y Diosas te reciban al son de los ritmos africanos. Vivirás en quienes te aman y en tus colegas que ayudaste a formar”

Sin duda la profesora Olivo, ha dejado huella en nuestra Escuela, sembrando los pilares fundamentales que hoy son el sello de nuestra formación: Matronas y matronas auténticos/as y comprometidos profundamente con la defensa de los derechos sexuales y reproductivos de las personas.

Etiqueta(s): ,
Publicado en: Noticias FAME