CRPS UACh realizó tijerales de camaradería en futura nueva dependencia

El Centro de Rehabilitación Psicosocial UACh se ubicará en el antiguo hogar estudiantil casa Leiva Mella.

*Ver Galería de Fotos

Con funcionarios de la Escuela de Terapia Ocupacional UACh, el Centro de Rehabilitación Psicosocial (CRPS) UACh, la Oficina de Gestión de Proyectos Institucionales (OGPI) UACh, la Dirección de Infraestructura UACh, la Corporación Patrimonio Edificado y Contexto (PEC) y trabajadores de la empresa constructora a cargo de la restauración de la casa Leiva Mella, se llevaron a cabo tijerales de camaradería para celebrar y compartir el avance de las obras de las nuevas dependencias del Centro de Rehabilitación Psicosocial (CRPS) de la Facultad de Medicina de la Universidad Austral de Chile.

El CRPS trabaja con pacientes, familiares, agrupaciones y la Red de Salud Mental de la región, entregando un espacio para la rehabilitación y la reinserción.

En la instancia, Wilson Aravena, Director de Infraestructura UACh comentó que “la dirección de infraestructura tomó la primera parte de la restauración y ahora el viernes 17 de enero entregamos el cien por ciento de la casa restaurada en obra gruesa y ahora entra otra dirección a hacer las terminaciones y las instalaciones”.

En este mismo sentido, Katherine Grandon, Coordinadora del Centro de Rehabilitación Psicosocial UACh, comentó que “nosotros ahora nos proyectamos en un aumento de talleres, porque actualmente nuestra casa es mucho más pequeña en salas de talleres y cocina. Acá se nos triplica el espacio y esperamos poder llegar a una población más amplia y entregar más servicios para la comunidad de Valdivia y la región.  Además, estar en una casa que es restauración patrimonial, en un sector patrimonial nos da un plus”.

La casa Leiva Mella será inaugurada este 2020 y es un proyecto financiado por el Ministerio de la Cultura y las Artes y ejecutado por la Corporación Patrimonio Edificado y Contexto (PEC), quienes llevan colaborando hace varios años con la UACh, para la recuperación de inmuebles de valor histórico como la Casa Luis Oyarzún, el Conservatorio de Música y la Casa Central.

Pablo Gómez, arquitecto del equipo PEC, a cargo de la supervisión de la casa explicó que “este tipo de obras tiene una singularidad distinta a las obras nuevas, donde los materiales con los que nos encontramos ya no existen en el mercado, por lo tanto, tenemos que generar una vinculación con trabajadores antiguos, ese es un nexo muy importante. Una de las características que le pedimos a la empresa constructora es flexibilidad, porque nosotros como arquitectos vamos tomando decisiones en obra que afectan el trabajo y la planificación de las empresas porque le pedimos mano de obra calificada para trabajar los materiales, por ejemplo, adentro dejamos un muro a la vista y ese tipo de intervenciones tratamos de dejarla en todas las obras para que se vea como era antes y como se construía”.

Marcela Apablaza, directora de la Escuela de Terapia Ocupacional quien es parte del CRPS, manifestó su alegría el avance de las obras lo necesario que se hacía gestar un espacio de convivencia. “La idea era generar un encuentro entre los trabajadores de la obra, el equipo técnico terapéutico del CRPS, la empresa constructora y los arquitectos, ya que se ha generado un clima de trabajo que merecía un espacio de celebración y de agradecimiento a quienes han hecho posible el sueño del CRPS. Desde la Escuela de Terapia Ocupacional, coordinamos la realización de los tijerales en conjunto con el CRPS y la OGPI para regalonear a los trabajadores que han estado día a día trabajando en la casa y nosotros pudimos conocer historias de la casa y lo que implicó su restauración.”

Etiqueta(s): ,
Publicado en: Noticias FAME