¿Cómo se lleva la Sexualidad durante el encierro?

La matrona y especialista en género y salud sexual, Paola Burgos, del Instituto de Salud Sexual y Reproductiva UACh,  nos entrega algunas ideas y  recomendaciones. 

La sexualidad es una esfera importante en la vida de las personas, es sus distintas formas de expresión y maneras de vivirla.  En nuestro país, la sexualidad como un aspecto natural e integral de la vida sigue siendo un tema tabú para muchas personas, sobre todo si hablamos del placer como un derecho sexual, señala la matrona y especialista en género y salud sexual, Paola Burgos, del Instituto de Salud Sexual y Reproductiva de la Facultad de Medicina de la Universidad Austral de Chile (UACh).

Y explica que, en estos días de pandemia y cuarentena, ya se esté con o sin pareja, el confinamiento se vive diferente según cada persona, influenciado por diferentes contextos como el personal, familiar y social. En este sentido, son “muchas las variables que se entrecruzan y tendrán efectos en la forma en que el encierro puede impactar en la vivencia afectivo-sexual”, sostiene la profesional.

Asimismo agrega que “cuando vemos alterada nuestra vida en general, como lo sucedido con el confinamiento por la pandemia, la vida sexual no queda fuera de ello, tanto en la vivencia como en la expresión del deseo sexual. La incertidumbre y el estrés por lo que está sucediendo a nivel mundial va a tener algún impacto, el cual va a variar en cada persona, por eso es muy importante respetar los ritmos personales y que estos no se transgredan por satisfacer los deseaos de otras u otros. Somos diferentes y nuestras respuestas sexuales son personales.”

Por ello, la académica recalca que las parejas que están en confinamiento juntas deben respetar los tiempos de cada uno, entendiendo que “la sexualidad es mucho más amplia que el contacto sexual, hay seducción, ternura, afecto. Las necesidades afectivo-sexuales pueden llevar a explorar o incorporar nuevas prácticas también y es importante que estas se den dentro de un contexto seguro, sin presiones ni auto exigencias. Quizás, es bueno aprovechar este tiempo para conversar con la pareja, dentro de un espacio de confianza, y saber si están viviendo una experiencia afectivo-sexual placentera o si bien, los ritmos de ambos son diferentes dada la alteración de sus vidas y sus espacios. La comunicación verbal y no verbal es importante para poder explorar e ir satisfaciendo el deseo de ambos.”

Además, explica que el aislamiento es diferente para las parejas que viven en distintos lugares y que por lo tanto están separadas, ya que “no solo puede existir una necesidad sexual, sino que existen necesidades sexo-afectivas. Cada persona puede encontrar una forma de satisfacer su deseo o mantenerlo pausado, lo que puede llevar a explorar la autogestión del erotismo y placer, lo que también puede entregar un espacio para ir identificando los propios deseos. Existen diversas formas de seducir y de expresarse afectiva y sexualmente, por lo que no debemos limitarnos solo al contacto físico, también esto, para las personas sin pareja, puede ser una puerta para descubrir otras formas de satisfacer el deseo sexual.”

Por otra parte, respecto de si la tasa de natalidad puede aumentar debido al encierro, la profesional afirma que, “para que la tasa de embarazos no se eleve es importante que las mujeres puedan acceder a métodos anticonceptivos, es muy importante que el confinamiento o la crisis social producto del covid, no sea una limitante para que las mujeres puedan acceder a ellos. Sería preocupante que suba el número de gestaciones no planificadas, o en casos más severos,  mujeres que por estar en aislamiento constante con un hombre agresor, estén expuestas a violencia o abusos con consecuencias de embarazo.”

Recomendaciones para la gestión del placer

La especialista UACh, afirma que ver a la pareja todo el día, pasa a transformarse en algo cotidiano, lo que puede provocar disminución en el deseo sexual, por ello, recomienda que “el uso de juguetes sexuales puede ser una forma de diversificar las prácticas sexuales, ya que estos pueden favorecer el placer ya sean utilizados en pareja o en forma individual. Si el juguete se va a utilizar en pareja debe ser una decisión mutua, si alguien desea utilizar un juguete sexual con su pareja sin consultarle o sin su consentimiento, se estará transgrediendo la autonomía y el derecho a decidir de la otra persona, lo cual en ningún caso favorecerá la relación de la pareja.”

Al respecto, la matrona indica que es importante asesorarse con información segura y confiable, al momento de comprar un juguete sexual, ya que existe una gran variedad y diversas formas de utilizarlos. “Para las personas que están en aislamiento solas, la autogestión del placer favorece el empoderamiento del cuerpo, el identificar al propio ritmo el placer y las diversas formas de cómo llegar al orgasmo”.

Además, indica que  para las personas que deseen hacer sexting,  hay que tener cuidado porque estas prácticas no están exentas de riesgo, asegurándose de que todo sea en un clima de confianza y seguridad.

 

Vistas: 208
Etiqueta(s): ,
Publicado en: Covid-19, Noticias FAME