Dr. Mario Calvo Gil participó en seminario Contaminación, Virus y Enfermedad Respiratoria

El académico aportó desde su experiencia como pediatra, alergólogo y neumólogo infantil.

El seminario virtual Contaminación, Virus y Enfermedad Respiratoria fue organizado por el Servicio de Salud Araucanía Sur, la Facultad de Medicina de la Universidad de la Frontera (UFRO) y el Hospital Doctor Hernán Henríquez Aravena y contó con un panel de expertos en la materia, como el Dr. Francisco Araneda quien habló sobre la Contaminación Ambiental: situación actual y global, el Dr. Fernando Sarce quien se refirió a Habitar y Contaminación Ambiental y el Dr. Mario Calvo Gil, cuya exposición se centró en Enfermedad Respiratoria y Contaminación.

En la oportunidad académico del Instituto de Pediatría la Facultad de Medicina y Profesor Emérito de la Universidad Austral de Chile (UACh) , se refirió a la relación de la carga contaminante intra e extradomiciliaria en el aire, con las enfermedades respiratorias, señalando que “la contaminación ambiental es la mayor causa de muerte y enfermedad prematura en el mundo. El 2015 se estimó alrededor de 7 millones de personas con muerte prematura, un 16 % de todas las muertes del mundo. Y de los 4 millones de niños que sufren enfermedades respiratorias, 1 millón de ellos es a causa de enfermedades respiratorias por la contaminación, no habiéndose estudiado aún qué pasa con aquellos que sobreviven y que secuelas o limitación en su calidad de vida pueden tener posteriormente.”

Además, señaló que los efectos que se producen en la salud de las personas son a corto plazo y visibles, pero también en forma silenciosa y a largo plazo. En los adultos por ejemplo se produce irritación de las mucosas, tos, dificultad para respirar, síndrome bronquial obstructivo. En los bebés produce reducción del crecimiento fetal, parto prematuro, bajo peso al nacer y disminución de la función pulmonar. Esto debido a contaminación exterior y ambiente interior, siendo muy dañino el tabaquismo materno, humo de tabaco ambiental y emisiones de combustión biomasa. En los niños y niñas, estos mismos elementos pueden provocar disminución en el crecimiento.

Por otra parte, destacó que “los altos niveles de contaminación ambiental alteran las defensas naturales del organismo frente a los virus, aumentando las posibilidades de contraer enfermedades, como el caso del SARS Cov 2. Es un factor de riesgo para muchas enfermedades crónicas, pudiendo empeorar síntomas de individuos con infecciones respiratorias, acrecentándolas, y aumentar el riesgo de hospitalización y muerte.” En este sentido, mencionó que en las zonas donde hubo más contagios por coronavirus en Italia, fue en la zona con mayor contaminación ambiental del país.

Además, aclaró que “no hay enfermedades, si no que enfermos”, y que la gravedad que pueda presentar uno u otro individuo depende de factores genéticos y en el mayor de los casos, con enfermedades crónicas como la hipertensión y la diabetes.

Asimismo, dijo que “necesitamos una perspectiva de salud en el planeta que coordine los conocimientos científicos, económicos y gobernanza. La pandemia, si es que aprendemos, significa una gran oportunidad para prevenir eventos futuros y un desarrollo global sustentable.”

 Enfermedades Respiratorias

Respecto a las enfermedades respiratorias que suelen presentarse en la época invernal, indicó que debido al confinamiento ha significado una disminución de ellas y entregó recomendaciones para prevenirlas, estando en cuarentena preventiva al interior del hogar, como “evitar los cambios de temperatura, mantener una temperatura constante en toda la casa: o toda la casa fría o toda la casa tibia o toda la casa caliente. La temperatura ideal debe ser 18 a 20 grados y no dormir con temperatura sobre los 18 grados. Si uno tiene un poco de frío se debe abrigar más y no echar más y más leña a la combustión, no andar en polera. Y algo fundamental, no fumar o al menos no fumar dentro de la casa.”

Vistas: 1049
Etiqueta(s):
Publicado en: Covid-19, Noticias FAME