Aprender sobre beneficios de incluir la actividad física en tratamientos de salud

Primer curso certificación internacional “Exercise is medicine” en el sur de Chile, organizado por el Laboratorio de Fisiología del Ejercicio de la Universidad Austral de Chile y certificado por el American College of Sports Medicine (ACSM). Dirigido a profesionales de la salud y profesionales del ejercicio.

 

El ejercicio es medicina. De allí la importancia de promover la integración de la actividad física como parte habitual del proceso de atención de pacientes e incluirla como parte importante de la estrategia en el sistema de salud.

Le evidencia científica demuestra el impacto positivo que tiene aumentar los niveles de actividad física para la salud y cómo contribuye a disminuir riesgos de enfermedades crónicas como hipertensión, obesidad, diabetes, prevenir eventos agudos como infartos y mejorar la calidad de vida en un diverso espectro de condiciones. “Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la inactividad física es el cuarto factor de riesgo de mortalidad más importante. Este factor de riesgo repercute en la salud de la población mundial como desencadenante de enfermedades no transmisibles. Por lo tanto, conocer de actividad física es primordial para la prevención y tratamientos en salud”, explican Manuel Monrroy y Javier Enríquez, Kinesiólogos del Laboratorio Fisiología del Ejercicio de la Facultad de Medicina de la Universidad Austral de Chile.

Dada esta importancia de incluir esta estrategia como parte de la atención y su impacto positivo, se realizará por primera vez en el sur del país, el curso Exercise is Medicine (EIM). El contenido del programa es elaborado por el American College of Sports Medicine (ACSM) con los conceptos básicos y evidencias científicas claves que todo profesional de salud y profesional del ejercicio debe conocer para recomendar la actividad física y remitir a las personas y pacientes a que usen el ejercicio como forma de promoción de la salud.

A través de este curso, se busca proporcionar los conocimientos y habilidades necesarios para apoyar los esfuerzos de diversos profesionales, además, de orientar a las personas a llevar una vida más activa y saludable.  En esta oportunidad se contará con médicos especialistas en Medicina del Deporte y la Actividad Física, Dr. Juan Manuel Guzmán, Dra. Sandra Mahecha y Dra. María José Saúl.

CURSO

El curso será en modalidad presencial y contará con 12 horas pedagógicas teóricas y prácticas. Algunos de los contenidos teóricos a abordar son los beneficios de actividad física para la salud, evaluación de riesgo antes de iniciar un programa de ejercicio y recomendaciones y principios de la actividad física y el ejercicio. Certificación internacional del American College of Sports Medicine del programa “Exercise is Medicine” y certificado de participación de la Universidad Austral de Chile. Además, el curso cuenta con el patrocinio de la Sociedad Chilena de Medicina del Deporte (SOCHMEDEP), la Escuela de Kinesiología y el Centro Universitario de Rehabilitación (CUR-UACh) de la Facultad de Medicina de la UACh.

En lo que respecta al aspecto práctico se estudiarán las variables antropométricas (peso, talla, circunferencia cintura), potencia aeróbica, flexibilidad, fuerza muscular abdominal, de miembros superiores e inferiores. Los participantes evalúan entre si las motivaciones, barreras y objetivos de un programa de actividad física y realizan la recomendación escrita de actividad física.

Inscripciones al link https://forms.gle/DKwAqQTEScNFomNV9  y consultas al correo lab.fisiologia.ejercicio@uach.cl

BENEFICIOS

De acuerdo a lo planteado por esta estrategia EIM, la actividad física es importante porque:

  1. Reduce la mortalidad y el riesgo para el cáncer de mama recurrente por un 20 por ciento.
  2. Reduce el riesgo para el cáncer de colon por más de un 20 por ciento.
  3. Reduce el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer por un 45 por ciento.
  4. Reduce la incidencia hipertensión arterial por aproximadamente un 40 por ciento.
  5. Reduce el riesgo para los accidentes cerebrovasculares por un 27 por ciento.
  6. Reduce el riesgo de desarrollar la diabetes tipo 2 por un 58 por ciento.
  7. Es doblemente más efectivo para tratar la diabetes tipo 2 que la prescripción estándar de insulina.
  8. Puede combatir la depresión.
  9. Aumenta la calidad de vida y la capacidad de desempeñar las actividades del diario vivir.
  10. Aumenta la productividad.
  11. Aumenta el funcionamiento cognitivo (la capacidad de pensar).

 

 

 

 

 

Vistas: 653
Etiqueta(s):
Publicado en: Noticias FAME