UACh y JUNAEB:

Estudiantes y docentes de Enfermería promovieron prevención del abuso sexual infantil

* Programa se llevó a cabo en establecimientos educacionales valdivianos, en un trabajo conjunto con la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas.

Las obras con títeres son parte de la enseñanza lúdica de esta iniciativa.
Las obras con títeres son parte de la enseñanza lúdica de esta iniciativa.

Durante los meses de agosto a diciembre de 2017 y por segundo año consecutivo, estudiantes de 6° semestre de la carrera de Enfermería de la Universidad Austral de Chile desarrollaron el Programa Educativo “Yo cuido mi cuerpo”, dirigido a niños de prekínder y kínder de los establecimientos educacionales de Valdivia, Escuela El Bosque, Colegio San Nicolás, Escuela Leonardo Da Vinci y Escuela Alemania.

Este programa se hizo en el marco de la asignatura “Atención de Enfermería del niño y adolescente II” (ENFA 212) y dentro de la práctica en Atención Primaria, a cargo de las docentes Sonia Garnica, Javiera Ritter y Cecilia Vilches del Instituto de Enfermería UACh. Además se trabajó en red con el Programa “Habilidades para la vida” de la JUNAEB a cargo de las coordinadoras, Psicólogas Tatiana Beltrán y Paloma Olivares.

Autocuidado y convivencia

“Habilidades para la vida” es un modelo de intervención psicosocial que incorpora acciones de detección y prevención del riesgo; promueve estrategias de autocuidado y desarrolla habilidades para la convivencia de los diferentes actores de la comunidad escolar. Por su parte el Programa Educativo "Yo cuido mi cuerpo”, elaborado por los estudiantes de Enfermería en conjunto con sus docentes, tiene por objetivo entregar herramientas y habilidades al niño o niña para la prevención primaria y la detección de abuso sexual. Los temas que se abordan se enmarcan en:

- Ayudar a los niños a identificar señales de alarma.
- Discriminar entre diversas conductas de terceros hacia ellos (buenas, malas, confusas).
- Potenciar su derecho a rechazar contactos no deseados.
- Identificar las partes del cuerpo que son privadas.
- Fomentar la búsqueda de ayuda en adultos de confianza.
- Manejo adecuado de los secretos.

La actividad se desarrolla de forma lúdica a través de obras de títeres y actividades grupales dirigidas, más material de apoyo para las educadoras en base a cuentos que refuerzan las temáticas.

Según destacan las docentes, “estas sesiones educativas tuvieron bastante participación e interés por parte de los grupos a los que fueron dirigidas, siendo muy bien evaluadas por los niños, educadoras, padres y administrativos de los establecimientos”.