Valdivia fue sede del evento internacional Motor Control Summer School

 

A través de conferencias, debates, conversaciones y actividades recreativas, investigadores y profesionales se reunieron para conversar en torno al movimiento humano en la XX versión de este evento.

La actividad fue organizada por el Consorcio Interdepartamental de Kinesiología, compuesto por la Unidad de Kinesiología del Instituto Aparato Locomotor de la Facultad de Medicina de la Universidad Austral de Chile, en conjunto con los departamentos de Kinesiología de U. de Chile, U. de Concepción y U.  Católica del Maule, junto a la Sociedad Internacional de Control Motor.  Y tuvo como conferencistas a importantes exponentes de renombre mundial del estudio del movimiento humano, fundadores de laboratorios, investigadores e iniciadores de escuelas de pensamiento que han cambiado la manera en cómo se entiende el movimiento humano en la actualidad y que han provocado una revolución en torno al pensamiento y al estudio del control motor.

El evento internacional congregó a profesionales nacionales y extranjeros durante tres días, con el objetivo de promover y potenciar la investigación colaborativa en control motor a través de actividades formales y de esparcimiento, fortaleciendo vínculos entre investigadores/as, profesionales clínicos y académicos/as reflexionando, compartiendo experiencias y dialogando en torno a la temática.

Las diferentes instancias se desarrollaron en dependencias del Centro de Humedales Río Cruces de la Universidad Austral de Chile, en el sector de Cabo Blanco de Valdivia; en el Catamarán Marques Mancera, desembarcando en las localidades de Corral y Mancera y el Laboratorio Costero de Recursos Acuáticos de Calfuco de la Facultad de Ciencias.

Respecto a esta actividad internacional,  Mario Muñoz, director del Departamento de Kinesiología de la Universidad de Concepción, sostuvo que “lo que he podido recoger tanto en los cafés como en las actividades extraprogramáticas, es que todos quedaron muy contentos con el evento, entendiendo que los expositores son de alto nivel, y sobre todo que han podido socializar que era el objetivo del summer. Han podido conversar con los expositores y generar nexos y redes entre los mismos participantes, generar ideas de trabajo en conjunto, lo que parece muy productivo para aquellos que decidieron venir y acompañarnos en esta actividad en un lugar tan lejos. “

Macarena Soldan, profesional de la Universidad Mayor, destacó que “el nivel de los expositores es incomparable. Ellos son referentes en el mundo, son extraordinarios. Manejan muy bien los temas, están actualizados, han desarrollado el área, por lo tanto, todo lo que uno aprende durante el pregrado, ellos lo han creado. Entonces, es fantástico tener la oportunidad de compartir y conversar con ellos. Es súper importante no sólo haber tenido las charlas, sino que también tener espacio para compartir con ellos como personas, conocer sus historias, generar este tema de la colaboración”.

 

DESAFÍOS

Para Mónica Pérez, invitada internacional de Estados Unidos, fue muy importante la experiencia vivida en el Motor Control Summer School. “Todo fue muy bonito, muy profundo, los temas discutidos de diferentes aspectos, de conversar sobre las diferentes perspectivas de como se hace el movimiento, cómo estudiar el movimiento y cómo aplicarlo a los pacientes, que es lo más importante”.

Sobre los desafíos, agregó que “una de las cosas más actuales es el uso de la tecnología en la rehabilitación para medir tratamientos y efectos. Creo que la tecnología está llegando más cerca de la rehabilitación, sabemos del control del movimiento en los ejercicios y las terapias que usamos. Antes estábamos más lejos, creo que ahora cada vez más cerca”.

El objetivo de esta XX versión fue  promover y potenciar la investigación colaborativa en control motor, fortaleciendo  vínculos entre investigadores, clínicos y académicos de diferentes partes del mundo, a través de conferencias, debates, conversaciones, posters y actividades recreativas.

Los invitados internacionales que llegaron hasta Valdivia fueron: Mark Latash The Pennsylvania State University; Mónica Pérez de Shirley Ryan AbilityLab, Northwestern University; Johnathan Walpaw, State University of New York, Albany; Mindy Levin, Mc Gill University; Charles Heckman, Northwestern University y Gregor Shöner, Rühr University.

VER FOTOGRAFÍAS

Vistas: 1097
Publicado en: Noticias FAME